¿”FAKE NEWS”? ¡PAPARRUCHAS! 

Que no te la cuelen.

    El término “fake news” se ha vuelto muy popular en los últimos años por la influencia que los ya no tan nuevos medios de comunicación, principalmente redes sociales y el Whatsapp. El término en sí viene a nuestro país desde las campañas electorales Estadounidenses. No obstante tenemos una palabra en nuestro viejo diccionario que define a la perfección éste fenómeno: Paparrucha. Según la RAE: “Noticia falsa y desatinada de un suceso, esparcida entre el vulgo.”

El 70% de las respuestas dadas según una reciente encuesta realizada por la O.C.U. considera que las noticias falsas son un peligro para la democracia. Y no están desencaminadas. Las noticias falsas pretenden alienar a la población construyendo relatos engañosos o directamente falsos de la realidad, que pretenden alterar nuestra percepción del mundo y que construyamos una “realidad ideológica” al margen de los estudios profesionales, los datos oficiales y hasta la propia ciencia. En definitiva, intentan pensar por ti.

También en esa misma encuesta cerca del 50% asegura que las recibe a menudo por Redes Sociales y Whatssap. Lo masivo y lo anónimo son el caldo de cultivo excepcional para las paparruchas, así que se mueven como pez en el agua en éstos medios. Muchas veces con forma de una infografía cuyo texto no podemos “copiar y pegar” en Google para analizarlo detenidamente.

¿Pero qué podemos hacer para identificarlas? Pues si no lo tenías claro te damos algunos consejos para que no te la den con queso.

DESCONFÍA SI:

  • Te causa miedo, rechazo o alarma. La paparrucha quiere que la compartas sin pensar, por eso intentará generarte esas emociones.
  • Ataca o denosta a grupos o colectivos. Pregúntate quien es la víctima en la noticia o si han buscado para atacar a quién no puede dar su propia versión.
  • Te confirma algo que sospechabas. Todos tenemos un sesgo por el que estamos dispuestos a creernos aquello que confirma nuestra forma de pensar. Aprende a cuestionarte a ti mismo.
  • ¿Cita fuentes? ¿Revistas científicas? ¿Datos oficiales? Cuidado con los datos sesgados y consulta siempre las fuentes.
  • Noticias “bomba” en el calor del debate. Escribir una noticia contrastada que nos informe debidamente lleva su tiempo. Cuidado si la información es “demasiado” oportuna.
  • Desconfía de las Redes Sociales. Antes de compartir cualquier cosa por Redes sociales o Whatsapp comprueba su veracidad.
  • El titular es exagerado o indignante. Lee la noticia completa. A veces incluso los medios más fiables utilizan los titulares de manera que sean sorpresivos aunque induzcan al equívoco.

Vale ya estamos preparados para localizar a las paparruchas, ahora veamos como intentar neutralizarlas ¿Qué hacer si nos encontramos con un bulo?

CUANDO DESCUBRAS UN BULO:

  • Contrasta la noticia. Consulta otros medios o o fuentes oficiales y ofrécelas por la calidad de la información. Google y su buscador de imágenes son grandes aliados.
  • Informa a quién lo difunde, o retíralo de los medios si fuiste tú quien lo difundió.
  • Si te tomas la molestia de comprobar medios verás que algunos son auténticas máquinas de noticias falsas. Recuerda que intentar colarte una paparrucha es una agresión contra tu libertad de información. Desconfía de quién ya intentó engañarte y recuerda el objetivo de los bulos; pensar por tí ¡No se lo permitas!

 

Dale caña a este cuestionario cuestionario fake news que plantean nuestros compañeros y compañeras de Juventud en Baleares, y así nos haremos una idea de que mejorar, destacar y tener en cuenta

#NoFake

#quenoenslacolin

#GlobalMILWeek2020

#whatthefake?

#dontfakeme!

#fakenews